¿Cuál tipo de leche ofrecer a nuestros hijos?

Leche materna

Antes de hablar de cualquier tipo de leche, me gustaría aclarar que la primera y mejor alternativa hasta los 2 años es la leche Materna.

La organización Mundial de la salud, recomienda la lactancia materna EXCLUSIVA durante los 6 primeros meses de vida y complementada con otros alimentos hasta los 2 años.

La leche de vaca y sus derivados o las bebidas vegetales tanto comerciales como las artesanales, no deben ser utilizadas para sustituir la leche materna o las fórmulas infantiles comerciales durante el primer año, ya que no contienen la proporción adecuada de proteínas, grasas y carbohidratos, ni la cantidad de vitaminas y minerales suficientes para cubrir las necesidades del primer año.

Segundo año de vida: ¿Leches o fórmulas de continuación/ Leche de Vaca/ Bebidas vegetales?

Muchas veces me han preguntado ¿Cuál leche debo darle a mi hijo/a después del año? Es la pregunta que muchas Mamás nos hacemos, cuando por diferentes motivos no continuamos con la lactancia. Los pediatras muchas veces recomiendan continuar con las  leches de continuación etapa 3 o comenzar con leches en polvo de crecimiento, por venir fortificadas con vitaminas, minerales, probioticos etc. Pero la verdad es que si un niño después de los 12 meses, come bien  y no presenta ningún tipo de alergia ni tampoco un problema digestivo especifico, puede consumir leche de vaca y sus derivados ( yoghurt,quesos), sin necesidad de una leche fortificada.

Ahora, si tú como mamá o tu familia siguen una alimentación libre de lácteos y quieres hacer lo mismo con tu hijo/a ( mayor de 1 año) también es válido y factible, sólo que dependiendo del tipo de alimentación a seguir (dieta vegetariana o vegana) es importante guiarse por un nutricionista que te explique como cubrir los requerimientos de energía y nutrientes de tu hijo/a, ya que el segundo año de vida sigue siendo una etapa crítica para su desarrollo y crecimiento.

Opinión 

Como nutricionista creo firmemente que a excepción de la leche materna, no existe ningún otro alimento único e imprescindible que no pueda ser sustituido por otro ( esto incluye a la leche de vaca) PERO si creo que es indispensable entregarles a los niños una alimentación variada, equilibrada y completa para poder asegurar que consuman todos los nutrientes que necesitan para un óptimo desarrollo.

Diferentes opciones: 

1) Leche de vaca o productos lácteos elaborados a partir de ella (yoghurt, quesos)

La leche de vaca esta constantemente siendo atacada y encasillada como un alimento “malo” pero no existe consenso de que su consumo moderado pueda causar algún problema de salud.

Nutricionalmente aporta proteínas de alto valor biológico e hidratos de carbono, fundamentalmente en forma de lactosa, además de grasas, calcio, magnesio, fósforo, zinc y otros minerales, así como vitaminas del grupo B y vitaminas A y D, que son indispensables para el desarrollo y crecimiento.

Edad recomendada: Mayores de 1 año ( el sistema digestivo de un bebé menor de 1 año, no tiene la capacidad de digerir las proteínas de la leche de vaca. Además, contiene altos niveles de proteínas y minerales, los cuales podrían sobrecargar los riñones inmaduros de un bebé antes de los 12 meses).

Cantidad:  12-24 meses: 2-3 tazas de leche. después de cumplir los 2 años se recomiendan 2 tazas de leche/día.

Importante:

  • No se recomiendan lácteos bajo en grasas antes de los 2 años.(El aporte calórico es menor y también su contenido en vitaminas A y D.
  • No te excedas en la cantidad de leche, si tu hijo tiene sed ofrécele agua”.

2) Leche de cabra

Es considerada menos alergénica (en casos de alergia a la caseína) que la leche de vaca, por lo que algunos niños con alergia a la proteína de leche de vaca podrían tolerar mejor la leche de cabra, pero debe probarse bajo estricta vigilancia médica . Además presenta menor contenido de lactosa (buena opción en caso de intolerancia) y las grasas que aporta son digeridas con mayor facilidad. Su consumo ha ido en aumento.

3) Bebidas vegetales “ Leches vegetales”

Cada día mas consumidas.Pueden formar parte de la alimentación de los niños (consuman o no leche de vaca), pero si quieres que tu hijo/a siga una alimentación exenta de lácteos, no lo hagas a través de “leches” que no lo son. Si quieres eliminar los lácteos, basta con preocuparte de ofrecerle a tus hijos una alimentación variada rica en las otras fuentes de proteínas ( animales o vegetales), calcio, vitamina D y vitaminas del grupo B ( especialmente B12), ya que son indispensables para su crecimiento.

No tengo nada en contra de las bebidas vegetales, al contrario las considero un excelente complemento a la alimentación, pero no reemplazan nutricionalmente a la leche. 

  • Bebida de Soja: Es la más similar a la leche de vaca, principalmente por su contenido de proteínas ( vegetales).

Si la comparamos con la leche de vaca:

  • Menor aporte de grasas y las grasas que contiene son principalmente insaturadas vs la leche de vaca que tiene grasas saturadas.
  • Bajo porte de calcio y vitamina D en su estado natural, pero muchos productores les agregan calcio y vitamina D para su comercialización, por lo que hay que fijarse en el etiquetado al momento de comprar.
  • Menor aporte calórico ( Perfecto para niños mas grandes o adultos, pero es importante considerarlo en aquellos niños que requieren un mayor aporte de calorías.
  • Puede ser consumida por intolerantes a la lactosa. ( al igual que todas las bebidas vegetales).

Los problemas y cuestionamientos de la leche de soja:

  • Alto contenido de ácido fítico, el cual reduce la absorción de minerales esenciales para la salud como el calcio, magnesio, hierro y zinc.por lo que si le das leche de soja a tu hijo, asegúrate que consuma alimentos ricos en calcio y en estos minerales.
  • La gran mayoría de la soja que se produce para ser comercializada se hace a través de cultivos transgénicos
  • La soja es uno de los alimentos que más alergias causa, especialmente en los niños menores de 7 años.
  • Contiene isoflavonas de soja ( fitoestrogenos) hormonas vegetales, que podrían producir un aceleramiento de la pubertad, aunque se necesitan más estudios para afirmar esto.

Por lo general, la leche de soja puede ser una gran alternativa para los niños que no toleran la leche de vaca. Sin embargo, si tu hijo es alérgico a la leche, puede que también sea alérgico a los alimentos que contengan soja, incluyendo la leche de soja. En estos casos, lo mejor es acudir a un experto que evalúe tu caso en particular antes de tomar una decisión.

  • Bebida de arroz: No se recomienda en niños menores de 5 años por su contenido de arsénico y su bajo aporte de calorías y proteínas. Después de esta edad puede utilizarse para distintas preparaciones, ya que por su contenido de hidratos de carbono es una buena fuente de energía, además de ser una excelente opción para las intolerantes a la lactosa y al gluten. Es fácil de digerir y es la más hipoalergénica de todas las opciones vegetales.
  • Bebida de avena: En relación a la leche de vaca tiene menos  calorías y proteínas, pero es la bebida vegetal que más proteínas tiene, pero hay que introducirla poco a poco ya que puede causar malestares por su alto contenido de fibra. La recomiendo para preparaciones con fruta ya que tiene un sabor muy suave.
  • Bebidas de frutos secos: pueden ofrecerse a partir del año, siempre descartando algún tipo de alergia. Se obtienen de forma casera o industrial de la mezcla de agua con almendras, nueces o avellanas. Son libres de lactosa y gluten, bajas en calorías y la grasa que contienen es insaturada, como el omega 3. Sin embargo el aporte de calcio y proteínas es bajo, por lo que una mejor opción sería buscar versiones fortificadas.( la única que se asemeja en su contenido de calcio es la de almendras).

En resumen, las bebidas vegetales son una buena opción para tus hijos, dentro de una alimentación completa, equilibrada y variada. pero si vas a reemplazar los lácteos completamente por bebidas vegetales, preocupate de compensar la alimentación agregando otro tipo de proteína de alto valor biológico en la dieta ( Huevo, legumbres, carnes) y antes de comprarlas revisa el etiquetado y compra aquellas que estén enriquecidas principalmente en vitamina D, calcio y B12.

Siempre consulta un nutricionista que te guíe en relación a los alimentos que debes incluir en la alimentación de tus hijos para lograr entregarles todos los nutrientes que necesitan para su optimo crecimiento.

Anuncios

Porotos granados con mazamorra: Perfectos para invierno y verano

¿Quién dijo que los porotos granados se comen solo en verano?

Los porotos granados son un plato típico de la cocina chilena. Si bien es un plato mayormente consumido en verano ( ya que los porotos y el maíz dulce se dan en primavera) es un plato perfecto para el invierno.

Los porotos al igual que otras legumbres destacan por su contenido nutricional ya que aportan:

  • Hidratos de carbono de lenta absorción, principal fuente de energía de nuestro cuerpo.
  • Proteínas: son fuente de proteína de buena calidad,  aunque no es tan completa como la de origen animal. Por ese motivo, su consumo debe combinarse con cereales.
  • Fibra soluble: Ayuda a favorecer el tránsito intestinal, participa en el control de la glicemia y colesterol (disminuyendo su absorción) y previene el cáncer de colon.
  • Vitaminas y Minerales: Acido fólico o vitamina B9, hace de los porotos muy recomendable para su consumo en etapas de embarazo o de lactancia. Minerales como el zinc, potasio, hierro, fósforo y magnesio.

Las legumbres son muy completas nutricionalmente y se recomienda consumirlas por lo menos 2 veces a la semana por adultos y niños!

Listo, les dejo la receta. muy fácil y rápida

Ingredientes: 

– 1Kg porotos granados congelados
– 2 tazas de choclo ( yo usé choclo congelado)
– 3 tazas de zapallo amarillo cortado en cuadritos
– 1/2 cebolla blanca picada fina
– 1 pedazo de pimentón rojo picado fino
– orégano a gusto
–  comino
– ají de color
– 4 hojas grandes de albahaca fresca
– sal y pimienta
– aceite de oliva

Preparación:

  • En una olla calienta el aceite, luego agrega la cebolla y el pimiento y condimenta a gusto (es importante que este sofrito quede muy sabroso) sofríe unos segundos a fuego suave hasta ablandar la cebolla.
  • Agrega los porotos granados y el agua caliente ( yo usé 1 litros mas o menos, el agua debe tapar los porotos).
  • Cocina semi-tapado y a fuego fuerte durante 10 minutos revolviendo de vez en cuando. Luego añade el zapallo cortado en cubos y cocina nuevamente durante 10 minutos más hasta cocerlo completamente.
  • Paralelamente procesa la mitad del choclo (deja la otra mitad para incorporarlo entero) para hacer la mazamorra y espesar la preparación.
  • Agrega el choclo molido junto con los granos enteros y la albahaca picada. Cocina revolviendo constantemente durante 5-10 minutos hasta que la preparación espese y se cocine bien el choclo y todos los ingredientes. Una vez listo, retira del fuego y sirve cuando gustes.

 

 

 

 

Pastel de papas con espinacas

El pastel de papas es un plato chileno típico de invierno, ideal para esos días lluviosos cuando las temperaturas son bajas y el cuerpo pide a gritos algo caliente.

La preparación del pastel de papas es simple y basicamente consiste en elaborar una cama de pino de carne (mezcla de carne, verduras y especias) que se cubre con un puré de papas, para luego gratinarlo en el horno.

Pensando en que preparar con la espinaca que tenía guardada, se me ocurrió incorporarla a la receta, ya que tengo que reconocer que cuando la preparo como ensalada, me la tiran por la cabeza ( incluida la cata).

La espinaca se caracteriza por su alto contenido de vitaminas y minerales. Específicamente folatos, vitamina A, C, calcio, magnesio, hierro y potasio. también se caracteriza por su alto contenido en b-carotenos, compuestos que además de transformarse en vitamina A en nuestro organismo (provitamina A), desempeñan acciones antioxidantes y estimuladoras del sistema inmune. Además aporta una cantidad moderada de fibra.

Esta receta es perfecta para los “mañosos” que no comemos espinaca en todos sus formatos.

Es importante tener en cuenta que al cocinarla perdemos parte de sus nutrientes, los que no se pierden al consumirla cruda. 

INGREDIENTES

Para el puré:

  • 6 papas medianas
  • 1 1/2 taza de Leche descremada
  • sal a gusto
  • 100 gramos de espinaca ( 2 tazas aproximadamente)

Para el Pino:

  • 400 gramos de carne Molida ( magra o baja en grasas)
  • 3 huevos cocidos ( duro)
  • 1/2 cebolla
  • 1/4 pimentón rojo
  • 1/2 zanahoria

Para Gratinar:

  • Queso rallado: a elección ( mozzarella o parmesano)

PREPARACIÓN

Puré:

  1. Pelar las papas y poner a cocer en agua con una cucharada de sal por 20 a 30 minutos o hasta que estén blandas.
  2. Poner a cocinar las espinaca a vapor por 3-5 minutos. Una vez listas licuar con la leche.
  3. Moler las papas ( puede ser con ayuda de una prensapuré) y agregar la espinaca previamente licuadas con la leche. Mezclar hasta lograr una mezcla verde homogénea.

Pino:

  1. En una olla poner a cocer los huevos durante 5-7 minutos desde que empiece hervir el agua.
  2. En un sartén agregar aceite y poner a fuego medio. Añadir las verduras (sofreír), luego la carne y cocinar bien.
  3. Trozar los huevos y añadir a la carne.
  4. Armar el pastel de papas, en la superficie agregar el queso y llevar a gratinar al horno.

 

 

Puré de coliflor Rústico y gratinado

Tengo que reconocer que la coliflor nunca ha sido de mis verduras preferidas y de la Cata tampoco. come solo si esta mezclada con otras verduras.

Siempre he creído que no es bueno camuflar las verduras en recetas, pero en la práctica es inevitable hacerlo, al menos en ciertas etapas de la alimentación de los niños.

La coliflor es baja en calorías, en 100 gramos aporta tan solo 25 calorías ya que contiene gran cantidad de agua y destaca por su aporte de calcio, vitamina C, potasio y fibra.

Cuando compres coliflor, debes fijarte en que esté limpia, firme y con hojas verdes. Si tiene manchas café o partes blandas, significa que está vieja.

Les dejo aqui una receta perfecta para incorporar Coliflor en la alimentación de los adultos y niños. Es rápida de preparar y necesitarás solo 4 ingredientes.

  • Coliflor
  • Queso mozzarella o parmesano rallado
  • Sal/merkén ( opcional)
  • 1/2 taza de leche

Pueden prepararlo sin leche, yo le puse leche para lograr una consistencia más cremosa. 

Preparación:

  • Simplemente debes poner la coliflor a cocer en agua o al vapor ( idealmente) y luego procesar. una vez cocido lo pones en un recipiente apto para el horno, agregas el queso en la superficie y lo llevas a dorar al horno por 5-10 minutos.

 

 

 

 

 

 

Pan semi integral con semillas de chía

Siempre había tenido la intención de hacer pan casero, pero me imaginaba horas amasando o me acordaba que no tengo uslero y todo quedaba en nada.

Aburrida de buscar un pan que no tenga conservantes en el supermercado, finalmente me decidí a probar una receta y resultó! no necesité el uslero y fué mucho más fácil de lo que pensaba.

Ingredientes: 

  • 2 tazas de harina de trigo integral
  • 1 taza de harina de avena ( ojo que sea avena en su 100% y no mezcla).
  • 1 taza de harina de trigo
  • 1/4 taza de aceite de oliva
  • 2 1/2 cdtas de fermento o levadura seca
  • 2 cdas de azúcar rubia
  • 1 1/2 cdta de sal rosada
  • 2 cdas de chía
  • 1 1/4 taza de agua tibia

Preparación:

  • Mezclar todos los ingredientes secos (menos la levadura y la chía) y agregar el aceite de oliva.
  • Luego en el centro de los ingredientes añadir la levadura y poco a poco el agua tibia hasta lograr unir con la misma todos los ingredientes.
  • Amasar bien y dejar en un lugar cálido, tapada con un paño para que aumente su tamaño 10-15 minutos ( como esta frío yo prendí el horno y dejé la masa reposando en la puerta, no puede ser muy caliente).
  • Luego vuelves a amasar, le das forma a los panes y pones la chía o las semillas que quieras encima. Si los quieres doraditos les puedes pincelar yema de huevo.
  • Lleva al horno a 180 grados por 20 minutos aproximadamente.

 

Tiempo de preparación: 30 minutos

Rendimiento: 15 panes chiquititos o como en la foto puedes hacer uno grande y otros más chicos.

Si alguien tiene una receta de pan para compartir, la acepto feliz 🙂

FOTO: se puede ver la mano de la cata que no me dejó sacar la foto, le encantó el pan.

 

Receta de panqueques para los más chiquititos

Panqueques de plátano/maqui para el desayuno.

Una manera de reemplazar el clásico pan o cereal del desayuno es con un simple panqueque. es rico, fácil de hacer y lo pueden acompañar con la fruta que quieran 🍌🍓.

Personalmente me gusta mucho como quedan con berries y plátano.

Receta: alcanza para 3 unidades

– 1/3 taza de harina de avena
– 1 huevo entero
– 1/2 plátano bien maduro
– 1 cdta de maqui o acai en polvo
– 1 cda sopera de yogurt griego ( yo use el que hago en casa, pero pueden usar cualquiera sin azúcar).
– 1/2 cdta de polvos de hornear
– 1 cdta de miel.
– 1 puñado de arándanos.

Preparación:

✔️Mezcla el maqui o acaí en polvo con el yogurt. ✔️Licúa todos los ingredientes hasta formar una mezcla homogénea.

Yo no tengo panquequera a si que los hago en un sartén chiquitito.

🔸Esta receta es perfecta para los niños a partir de 1 año, ya que tiene miel en la receta y no podemos dar miel antes de los 12 meses.

Maple syrup/ Sugar free maple syrup

Mirando recetas en instagram y otras redes sociales me llamó mucho la atención el gran uso que se le esta dando al conocido “Maple Syrup”o “Jarabe de arce”. en el supermercado uno puede encontrar mayor variedad de marcas que antes e incluso encontrarlo en sus versión”SUGAR FREE”, que es justamente donde quiero llegar.

Origen del Jarabe de arce o Maple syrup

El jarabe de arce o maple syrup se extrae de la sabia de los arboles de Arce y lo producen principalmente en Canada y el norte de Estados Unidos.

¿Es natural?

Hay ciertas marcas que venden maple syrup 100% que en su procesamiento solo aplican temperatura, pero la demanda ha aumentado mucho y es el mercado el que manda. La mayoría de los jarabes con sabor a arce vendidos actualmente en el mercado estadounidense son jarabes de imitación que contienen muy poco del jarabe en su constitución.

Maple syrup vs azúcar refinada

Maple syrup 100% puro contiene vitaminas,minerales y antioxidantes vs el azúcar refinada (blanca) que casi no tiene nutrientes ya que pierde casi todo en su proceso de refinación.

Boom del maple syrup 

Además de ser un producto dulce y muy rico, el maple 100% puro, tiene ciertas cualidades nutricionales:

  • Contiene cantidades significativas de vitaminas B.
  • Destaca por su aporte en minerales (Proporciona el 7% del consumo diario recomendado de calcio), el 5% de potasio, el 8% de magnesio y riboflavina, el 7% de hierro y el 37% de zinc, entre otros.
  • Contiene antioxidantes

Lo que no podemos olvidar es que 2/3  de este rico dulce, es sacarosa. 

  • Por esto, si una persona no puede o debe disminuir su consumo de azúcar, consumir maple syrup no es una buena alternativa.

Entonces el hecho de que el jarabe de arce contenga minerales, puede ser una razón para preferirla antes que otras alternativas, como es el caso del azucar blanca refinada. Pero no es una razón para consumirla diariamente, ya que los minerales que contiene los vamos a obtener de una dieta completa, equilibrada y variada, no a través de maple.

Mi recomendación es consumirlo en ocasiones especiales y preferir el 100% Maple.         (leer los ingredientes).

SUGAR FREE

En el mercado nos podemos encontrar con la alternativa sin azúcar. ¿en serio? si en serio! pero les tengo una mala noticia, es cualquier cosa menos maple syrup o jarabe de arce.

Es una mezcla de ingredientes (sorbitol, caramelo, sucralosa, apartame, etc.) y que juntos logran un producto dulce, parecido y con un color idéntico, pero que no es maple solo es      “sabor maple”. No nos dejemos engañar 🙂 y aprendamos a elegir.

Mi hijo/a no come

“La responsabilidad de los padres se limita a ofrecer una variedad de alimentos sanos. la responsabilidad de elegir entre esa variedad y decidir la cantidad que ingiere de cada uno de esos alimentos no corresponde a los padres, sino al hijo”.

Esta pequeña reflexión, que hace el conocido pediatra español Carlos Gonzales en su libro       “Mi niño no me come” me hace mucho sentido.

Algunas de las preocupaciones más comunes que tenemos las mamás luego de comenzar la alimentación complementaria son ” Mi hijo no come” ” Mi hijo come poco” ” mi hijo come mucho menos que otros niños” y lo peor de todo, es que muchas veces lo atribuimos a algo personal diciendo “Mi hijo no ME come” culpándonos a nosotras mismas sin darnos cuenta.

Creo que es importante tomarnos un tiempo y preguntarnos ¿Mi hijo realmente no come?  o  ¿Mi hijo come menos de lo que yo espero que coma?

Creo que uno de los grandes errores que cometemos las mamás (me incluyo) es obsesionarnos con la cantidad de alimento que ofrecemos y lo que esperamos que nuestros hijos coman, nuestras expectativas son muy altas 😯.

¿Cual es el problema?

Tenemos que disminuir esas espectativas y entender que lo que nos debe importar realmente es lo que ofrecemos, la calidad de los alimentos, dejándoles a ellos determinar la cantidad a comer.

Vuelvo otra vez al cuestionamiento….

¿Sabemos cuanta comida cabe realmente en ese estomago chiquitito? ¿ Alguien nos dice a nosotros los adultos cuanto es lo que debemos comer?  ¿ Nos gustaría que alguien nos obligara a comer en esos días en que tenemos menos apetito?

Vuelvo a reflexionar….

¿Como será para ellos pasar derrepente de tomar una leche maravillosa, con una temperatura perfecta en los brazos de la mamá  a un alimento nuevo, con una textura extraña, entregado con una cuchara, sentados en una silla y con muchas personas alrededor? No nos olvidemos que ellos durante 6 meses pueden regular perfectamente la cantidad de leche que toman sin que nadie les este diciendo si es mucho o poco.

¿ Como sé que la cantidad de alimentos que le ofrezco a mi hijo/a es suficiente? 

Tú hijo/a es activo, juega y en las consultas al pediatra sigue un patrón de crecimiento normal, entonces esta comiendo lo que necesita comer.
Lo que si creo, es que debemos ser cuidadosos al momento de elegir lo que les vamos a dar, respetar las rutinas y horarios, para no interferir con el apetito y una buena alimentación.
  • Un niño para comer bien, necesita sentir hambre. hay que evitar darles alimentos (aunque estos sean saludables) fuera de los horarios que corresponden, sino interferimos con el apetito en la comidas importantes.
  • Al momento de comer, estemos atentos a las señales que ellos no dan. si corren la cara y simplemente no abren más la boca, no hay que insistir.
  • Es más común preocuparse con la falta de apetito y nos olvidamos cuando hay un exceso. Si tu hijo esta aumentando muy rápido de peso, evalúa la calidad de su alimentación, puede ser que este comiendo mucho fuera los horarios de comidas principales, que lo alimentos no sean los adecuados o que sea necesario disminuir las cantidades de comida ( hay niños mas ansiosos y buenos para comer, que también debemos cuidar). con esto no quiero decir que haya que tenerlos a dieta, basta con preocuparnos de escoger los alimentos correctos y evitar que coman fuera del horario de las comidas principales.

Respetar los horarios es muy importante, no debemos dejar pasar más de 3 horas para ofrecer algún alimento, 

Les dejo aquí un ejemplo de la rutina alimentaria de un niño de 1-2 años:
Desayuno
  • Leche Materna o 1 taza de leche
  • 1 porción pequeña de algun cereal a elección: pan integral, avena, galletas de arroz, galletas integrales.
  • 1/2 plátano ( porción pequeña de fruta)
Colación am
  • 1 Pera

Almuerzo

  •  1/4 taza de ensalada tomate con perejil (ya pueden comer verduras crudas)
  • 3/4 de taza de lentejas con arroz
  • 1 Naranja

Hora del té o Colación pm

  • Leche materna o 1 taza de leche + cereal ( avena)

Comida/Cena

  • Ensalada de zanahoria ( 1/4 taza)
  • Pescado (1/2 palma de mano de un adulto)
  • 3 arbolitos de brócolis cocidos al vapor
  • 1 papa pequeña cocida
  • 1/2 manzana

Si tenemos un plato colorido y que contenga una fuente de proteína, cereal y verduras, nos estamos asegurando de entregar los nutrientes que necesitan.

No se preocupen si no se come todo el plato y aprendamos a respetar la saciedad de cada uno. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Azúcar y endulzantes no calóricos

Ya no se trata simplemente de un instinto de supervivencia lo que nos empuja a alimentarnos, hoy en día nos alimentamos principalmente para darle un gusto a nuestro paladar.

Para comenzar a abordar el tema del azúcar y los endulzantes o edulcorantes, voy a definir algunos conceptos básicos.

El azúcar o sacarosa, es un carbohidrato que nos aporta “Calorías vacías” quiere decir que NO aporta nutrientes esenciales. Esta azúcar o sacarosa la usamos simplemente para dar dulzor a las preparaciones o con fines tecnológicos ( en el caso de las industrias). Hoy en día la consumimos a diario porque estamos rodeados de productos que la contienen y  nuestro paladar esta completamente acostumbrado a ella.

¿ Es mejor utilizar azúcar rubia, morena o de coco? 

Si tengo que recomendar algún tipo de azúcar, siempre voy a recomendar productos que sean mas naturales o pasen por menos procesos de refinación. En ese caso es mejor el azúcar rubia o morena y mejor aún el azúcar de coco vs la blanca refinada. Pero de todas formas la cantidad de vitaminas y minerales de este tipo de azúcares sigue siendo bajísimo, por lo que son alternativas altas en calorías y de bajo aporte nutritivo que no se recomienda consumir habitualmente. 

El problema y lo que preocupa son los niños 

El consumo excesivo de azúcar desde la infancia, se relaciona con la aparición de sobrepeso, obesidad, diabetes tipo 2, aumento de triglicéridos en sangre, caries dentales, y otros problemas que antes solo veíamos en adultos, pero hoy encontramos niños menores a 6 años que ya tienen mas de alguno de estos problemas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que la ingesta de azúcar, sacarosa especificamente, no supere el 5% de las calorías totales del día. ( Un niño de 4-5 años, no debiera superar los 15 gramos de azúcar al día, lo que equivale a 3 cdtas de azúcar y eso incluye el azúcar que encontramos en los productos procesados, ósea que con 1 jugo en cajita que contenga azúcar, ya se alcanza esa recomendación diaria).

Les dejó aquí algunos ejemplos de productos que consumen los niños  diariamente y sus cantidades de sacarosa:

  • 1 vaso de coca cola normal: 20 gramos de sacarosa o 5 cdtas de azúcar.
  • 1 cajita de leche saborizada ( plátano,chocolate,vainilla o frutilla) independiente de la marca: contienen de 1 a 3 cdtas de azúcar por cajita, extra al azúcar natural de la leche (lactosa).
  • 1 vaso de jugo tipo nectar: 4-5 cdtas de azúcar.
  • Yogurt dirigidos a niños: 1 a 3 cdtas de azucar dependiendo de la marca.
  • 1 porción de cereales de desayuno dirigido a niños: contienen entre 8 a 12 gramos de sacarosa, quiere decir 2 cdtas de azúcar por porción. 

La gran mayoría de alimentos procesados que estamos ofreciendo a nuestros niños contienen azúcar y esto además del efecto negativo para la salud, va influenciando su paladar. Un ejemplo claro es lo que sucede con el yogurt, si uno comienza ofreciéndole a un niño pequeño un yogurt saborizado (cualquiera del supermercado) seguro se lo come feliz. ¿ Cual es el problema? Luego cuando intentas ofrecerle al mismo niño un yogurt natural sin azúcar ¿Que pasa? lo más probable es que lo rechace por que lo encuentra ácido, ya que su paladar ya se adaptó.

Los adultos 

Para nosotros los adultos, es muy difícil eliminar el azúcar de nuestras vidas, ya que estamos acostumbrados a ella y eso se ve reflejados en la cifras actuales de obesidad y enfermedades crónicas. estas cifras alarmantes han llevado al uso indiscriminado de diferentes tipos de edulcorantes artificiales.

Endulzantes o edulcorantes artificiales. 

Voy a dejar el detalle de los edulcorantes para otra publicación.

Los adultos tenemos el récord de uso de endulzantes, lo cual es lógico considerando que debemos reemplazar esta azúcar a la cual estamos acostumbrados, por algo que nos proporcione el mismo dulzor sin causarnos un daño evidente. Pero lamentablemente estamos traspasando este hábito a nuestros niños.

¿Son seguros estos endulzantes?

A raíz de la entrada en vigencia de la Ley de Etiquetado, hace casi un año, y para evitar los temidos sellos negros de advertencia, las empresas decidieron reemplazar el azúcar por sucralosa, estevia u otros edulcorantes. Pero a diferencia del azúcar, que ya se conoce su efecto desde hace siglos, los edulcorantes son recientes y no se conocen realmente sus efectos metabólicos a largo plazo, lo que preocupa sobretodo en niños.

No se recomienda su utilizacion en menores de 4 años y se debe respetar  la IDA (ingesta diaria admisible) que esta indicada por kilos de peso de cada persona. El problema es que hoy en día hay muchísimos productos que están dirigidos a niños menores de 4 años y que les han incorporado estos edulcorantes no calóricos, por lo que debemos ser conscientes y leer los etiquetados de los productos que ofrecemos a niños mas pequeños ya que sobrepasar la dosis diaria en un niño es muy fácil y no olvidemos que no conocemos los efectos que pueden tener a largo plazo.

NO ACOSTUMBREMOS A LOS NIÑOS A LO DULCE ( NI AZUCAR NI ENDULZANTES INNECESARIAMENTE) DEJEMOS QUE CONOZCAN Y DISFRUTEN EL SABOR NATURAL DE LOS ALIMENTOS.

Opinión personal 

No me gusta hablar de prohibir ni ser extremista, pero si creo que debemos de educar a los niños a comer bien. Dejemos ciertos productos para ocasiones especiales e intentemos alimentar de la mejor manera a nuestros hijos. ( me incluyo en esta recomendación). Se lo difícil que es ya que también soy Mamá, pero estoy segura de que hacer un esfuerzo todos los días por educar y enseñar a nuestros hijos a comer bien se va a ver reflejado en su salud futura.

Personalmente recomiendo evitar el consumo de azúcar antes de los 2 años, a mi me costó y me sigue costando mucho con la Cata ( 3 años y medio) , ya que el entorno no ayuda mucho. Hoy en día cuando vamos a un cumpleaños, se vuelve un poco loca con los dulces y quiere probarlos todos, pero aún esta en una etapa de exploración y un poco de ansiedad, por eso creo que la educación en la casa es fundamental :).